sábado, 18 de enero de 2014

Sé que puede que no sea importante, pero...

Debemos fijarnos siempre en los pequeños detalles que nos rodean si queremos realmente encontrar un mundo paralelo, un pequeño reflejo de magia para que formen una historia. Hoy mismo me ha pasado: fui a un restaurante que tenía aún los adornos de Navidad, y encontré alrededor un aro mágico en el que nadie había rematado. Por ejemplo, eso que nos transmite la imagen de un unicornio si la miramos fijamente...







ESO en lo que te has fijado ahora...Lo que te hace sentir que tú eres esa persona destinada a imaginar más allá de tu vida.